Tipos de aprovechamiento

La dehesa es por tanto, un sistema ganadero, sin el cual no se entiende su existencia.

El ganado en la dehesa se clasifica esencialmente en: porcino, vacuno, ovino, caprino y equino. La carga ganadera estimada para la dehesa es muy variable, dependiendo tanto de la cabaña como de la productividad del terreno (cantidad de pasto, suplementación, pies de arbolado/hectárea…). El arbolado de Quercus, fundamentalmente la encina supone el recurso más importante de la explotación: la producción de bellota y de ramón (ramas caidas del arbol) como alimento indispensable de ganado y en el caso de la bellota como fruto que posibilita la existencia del porcino ibérico de bellota, único en el mundo.

Aprovechamientos secundarios como complemento a la renta.

Agrícola. Los cultivos sólo se dan en las zonas de suelo más fértil, y el resto (que será la mayor parte), no se rotura y sólo se limpia de matorral y malas hierbas cuando estos ponen en peligro la supervivencia de las praderas. Destacan cultivos rotacionales de cereales como la cebada y la avena, junto con leguminosas forrajeras o girasol, entre otros.

Las roturaciones de los suelos, cuando es posible, se realizan en períodos largos, esto permite mantener limpios los suelos para mejorar la producción de hierbas.

 

Forestal. Una de las principales especies arbóreas de la dehesa es el alcornoque, que da lugar a toda una industria de primera y segunda transformación, a partir del aprovechamiento de su corteza, el corcho.

Cinegética. Gran parte de las dehesas por sus características físicas y naturales explotan la caza como un aprovechamiento más, siendo en algunos casos, una de sus principales fuentes de ingreso.

Aprovechamientos secundarios

  • La leña, junto con sus productos derivados, el carbón y el picón, constituye uno de los aprovechamientos más antiguos de nuestras dehesas, siendo un valor añadido del arbolado.
  • La apicultura no es sólo una actividad económica, también es una actividad imprescindible para el mantenimiento de los ecosistemas naturales y la biodiversidad, dada la labor que desempeñan las abejas a través de la polinización.
  • El aprovechamiento micológico: Aprovechamiento temporal en determinados meses del año.